Comienza la escuela: una nueva aventura

Comienza la escuela: una nueva aventura

 

Terminan las vacaciones y para algunos padres a parte de volver al trabajo, a la rutina y a los horarios, se inicia una nueva etapa, una etapa que quizá sea uno de los pasos más importantes en su aventura de ser padres. Cuando un peque comienza su vida escolar en una Escuela Infantil, es un nuevo paso que damos en su desarrollo, nos adaptamos a un nuevo camino por recorrer que afecta a toda la familia y para el que debemos estar preparados.

 

La incorporación del niño en la escuela infantil supone para él un importante cambio, es un mundo nuevo por descubrir. El niño sale del entorno familiar, un medio seguro, conocido, en el que es el principal protagonista, donde ocupa un papel determinado, con una forma de comunicarse, y todo esto va a modificarse: llega a un espacio nuevo, en el que se amplía su mundo de relaciones, aparecen nuevos adultos y nuevos niños con los que va a tener que relacionarse, convivir y compartir. Entra en contacto con un nuevo ritmo de aprendizaje.

 

Al incorporarse a la Escuela el niño experimenta cambios en todas las áreas de su desarrollo: higiene, hábitos de sueño y alimentación, juegos, rutinas, … Al inicio las rutinas, les marcan y les ayudan en su organización, es su forma de estructurar el tiempo y sentirse seguros. Cambian la forma de relacionarse con sus iguales y con los adultos. Por ello en la Escuela, siempre se le va hablando y explicando cada cambio que se realiza de actividad, si es la hora del jardín se le muestra donde está y que es lo que hacemos, si vamos a comer donde está el comedor, etc. Ellos tienen que saber que va a suceder, todo es nuevo y desconocido para él y tenemos que ser conscientes que cada niño necesita un tiempo que le permita asimilar el cambio que supone la entrada en la Escuela.

Son muchas las implicaciones que tiene este periodo en la vida del niño. Tiene que: aceptar el nuevo espacio y ser capaz de moverse libremente en él, explorar el nuevo material, adaptarse a las rutinas, comprender y recordar las normas de convivencia y las pautas que la profesora va estableciendo, establecer vínculos de afectividad con sus profesoras y los demás niños, admitir progresivamente la separación de sus padres e interiorizar que no pasa nada, está disfrutando y aprendiendo, y al terminar vuelve a su entorno familiar.

 

Por todo ello, el papel de la Familia es muy importante en este proceso. Para nosotros como profesionales, el cariño, la comprensión y la comunicación afectiva son el primer objetivo en nuestro proceso de enseñanza-aprendizaje. Debemos darnos cuenta que hasta el momento el niño solo ha tenido los referentes familiares y los padres ejercen una gran influencia en sus temores, sus expectativas, sus inseguridades, y debemos ayudarle al máximo.

 

Todo lo que nosotros sentimos ante este nuevo cambio en la vida de nuestro hijo (la inseguridad, el sentimiento de culpa, el miedo,..) son sentimientos normales que nos atormentan pero que nunca debemos exteriorizar delante del niño para no hacerle daño. Por supuesto que son sentimientos normales y muy habituales. A partir de aquí iniciamos una nueva aventura en la que iremos identificando lo que es mejor para nuestro hijo.

“Según como vivan los padres la separación, la respuesta del niño será de una u otra forma”

 

Partiendo de la importancia de identificar que cada niño es único y reacciona de distinta manera, tendremos en cuenta unas RECOMENDACIONES que facilitarán este periodo:

  • Manifestar una actitud positiva, no mostrar inseguridad, duda o culpabilidad.
  • Hablarle de la Escuela y las actividades que hace en ella.
  • Presentar una imagen tranquila y serena.
  • Transmitir la importancia de ir a la Escuela.
  • Escuchar a los niños cuando salen.
  • Siempre que se pueda compatibilizar con las obligaciones laborales de los padres, es preferible que la incorporación sea progresiva. Así el choque no es tan brusco y asimilan mejor la nueva situación.
  • Es bueno que en este periodo puedan llevarle y recogerle los padres, eso le dará seguridad y se acostumbrará antes al cambio.
  • Evitaremos el chantaje afectivo de “no llores que mamá se va triste”, si lloras no vengo (eso le genera más angustia).
  • Cuando dejemos al niño en el aula es mucho mejor no prolongar las despedidas en exceso, decir adiós con seguridad y alegría.
  • Si el peque está acostumbrado a llevar un objeto de apego que le de seguridad, le dejaremos que se lo lleve.
  • No es un buen momento para introducir más cambios en la vida del niño (quitar pañales, cambio de habitación, …). Será conveniente esperar a que supere el proceso de adaptación.
  • A la hora de recogerle, es muy normal que, aunque el niño haya pasado bien el día, al reencontrarse con los padres llore o muestre indiferencia, es su forma de mostrar su inconformismo. Son algunas manifestaciones que no deben angustiarnos
  • Evitar al recogerle frases como “ay, pobrecito, que le hemos dejado solito”, le confunde.

 

En el periodo de adaptación es muy normal que existan retrocesos o conductas de rechazo. Hay niños que pueden tener alteraciones de sueño, de alimentación, … surgen los celos de los otros hermanos, o pueden tener comportamientos diferentes.

Debemos saber que estas son manifestaciones normales de este periodo y que si lo entendemos de una forma natural estaremos ayudando al niño en la resolución de este proceso cuanto antes.

Para todo ello va a necesitar que le ofrezcamos una gran comprensión y ayuda y que comprendamos que no hay recetas mágicas, que cada niño tiene un ritmo de adaptación personal y que no debemos desesperarnos, hay que respetar. En poco tiempo veremos lo bien que se adapta.

 

 

Es muy importante, confiar en la Escuela, seguir las pautas que da el Equipo de Profesionales y trabajar a la par Familia-Escuela para que este periodo sea una buena experiencia.

Todos los principios de curso, el equipo de profesores y las aulas están preparadas para hacer este período más fácil a los niños.

“La implicación de los padres en este periodo es una de las actividades de cooperación más importantes por las repercusiones que tiene en el bienestar del niño y su vivencia en la Escuela”

No dudamos que juntos Familia-Escuela, haremos mucho más fácil este periodo.

 

Marisa Artiaga en Escuela Infantil NIDO

Marisa Artiaga García  

Directora pedagógica

S.O.S Mi hija es sorda

S.O.S Mi hija es sorda

La sordera es una discapacidad desconocida, a veces incluso invisible. Y así se presentó en nuestra vida, como una gran desconocida.

Fue en la escuela infantil donde nos alertaron que había algún problema. Aitana, con 14 meses no seguía los juegos, los bailes, y se aislaba en alguna de las actividades. Su screening auditivo, en el momento del nacimiento, había arrojado resultados normales. Por tanto, comenzamos a achacar ese comportamiento a algún tipo de déficit de atención. Pero el día que en casa se cayó un cuadro y nos dio un susto tremendo, nos dimos cuenta que ella no se había ni girado. No había dejado de mirar sus dibujos animados.

Y ahí entró la sordera en nuestra vida.

 

Los potenciales evocados que le realizaron, dieron el diagnóstico que nos temíamos: hipoacusia severo-profunda bilateral. Sordera total, un mundo en silencio. Nos dimos cuenta que nuestra hija era sorda cuando tenía 15 meses. Fueron los profesionales de la escuela infantil los que, gracias a su gran trabajo, se dieron cuenta de que algo no iba bien.

El equipo médico nos propuso el implante coclear como opción. A partir de ese momento, la sordera dejó de ser esa gran desconocida. Nos dimos cuenta que no teníamos que vencerla, sino dejarla entrar en nuestra vida para convivir con ella.

Con algo más de dos años de edad, Aitana fue operada en el Hospital Clínico de Valencia. Implante bilateral simultáneo. Y fue el momento en el que había que empezar a trabajar de verdad: estimulación temprana, logopedia, trabajo en casa. Una tarea contrarreloj para que los sonidos y el lenguaje empezaran a formar parte de la vida de Aitana.

Nos dimos cuenta que hasta ese momento habíamos tenido comunicación con ella, por supuesto. Pero una comunicación muy elemental, rudimentaria. Los implantes funcionaban, sus pasos eran cada vez más grandes, su vocabulario más amplio. Y esa comunicación pasó de ser elemental a ser cada vez un poco más completa, más recíproca.

Aitana estaba a unos meses de comenzar el ciclo de Educación Infantil, sus implantes funcionaban, pero estaba en plena fase de rehabilitación del lenguaje. Y nosotros sólo teníamos un objetivo: que ella pudiera comenzar el colegio, primer curso de infantil, con las suficientes herramientas para comunicarse con compañeros y profesores. Ser una niña más dentro del grupo.

 

 

A día de hoy, Aitana tiene 10 años, empezará en septiembre quinto de primaria en un centro ordinario, y convive con su sordera. Y seguimos con aquel objetivo que nos marcamos, que, aunque parezca obvio, es difícil de sumir e interiorizar: no tenemos que vencer a la sordera, sino que tenemos que aprender a convivir con ella.

Aitana acude a clase con su emisora FM, sus profesores están perfectamente informados de su evolución, y sus médicos y terapeutas están puntualmente informados de sus avances escolares. Entre todos hemos creado lo que llamamos “Equipo Implante Coclear”. Y todos y cada uno de los miembros de la familia, de la comunidad educativa y de los profesionales médicos y terapéuticos forman parte de ese equipo.

Porque si no es con el esfuerzo, colaboración y trabajo en equipo, Aitana no podría tener una plena vida familiar y social. Y a todos les estamos eternamente agradecidos.

Aitana sabe que tiene una diferencia respecto de sus compañeros, y ha entrado en una edad en la que se pregunta por qué ella ha de llevar implantes, y si son para toda la vida. Se siente diferente, y lo es. Pero, ¿quién no lo es?. Todos tenemos características especiales, cosas que nos gustaría que no existieran. Pero eso también nos forma como individuos, el aprender poco a poco a aceptarlas y convivir con ellas.

Y hay algo que nos maravilla. Aitana, además del colegio, asiste a multitud de actividades fuera de él: atletismo, manualidades y escuelas vacacionales. Y allá donde asiste por primera vez, informamos a los responsables de la sordera de Aitana, les aportamos unos pequeños consejos y les decimos que ella es una más. Si necesita ayuda la pedirá. Y nos asombra cómo una diferencia en un niño humaniza al resto del grupo. El resto de niños se da cuenta de que el mundo es diverso, que existen peculiaridades y aprenden también a aceptarlas y convivir con ellas. De un modo muy natural.

Aitana con 10 años

Y ocurre que la peculiaridad de un niño hace que el resto se eduque en la diversidad, formando personas mucho más tolerantes.

Un niño con sordera no necesita ningún privilegio ni tratamiento especial. Sólo que se den las condiciones adecuadas para estar en la misma línea de salida que el resto de niños.

Y como la sordera es una gran desconocida, somos las familias quienes tenemos que trabajar para que todo el mundo que convive con nuestros hijos lo vea así.

Y de ese modo, todo fluye.

 

Loles Sancho

consultora de Marketing Digital, runner y mamá
www.lolessancho.com

 

Os recomendamos su libro: S.O.S. Mi hija es sorda pudiendo beneficiaros de un descuento del 20% al introducir el código ESCUELAINFANTILNIDO

 

Más consejos saludables frente a la Protección Solar

Más consejos saludables frente a la Protección Solar

Días largos y soleados. La primavera da paso al verano y con él nuestro deseo de disfrutar al aire libre.

Nuestros peques son los primeros y si por ellos fuera no entrarían en casa en todo el día. Y lo cierto es que el Sol es fuente de alegría y vida, produciendo enormes beneficios en nuestro cuerpo.

Sin embargo, una exposición prolongada bajo los rayos solares sin protección adecuada tiene un elevado riesgo.  Las quemaduras frecuentes en la niñez pueden aumentar la posibilidad de algunos tipos de cáncer años o décadas después.

¿Proteges correctamente a tus hijos? En este artículo haré referencia a hábitos saludables frente a la protección solar, tipos de protectores y sus filtros, en qué nos debemos de fijar antes de comprar una crema solar y en algún aspecto más que podría ser de tu interés como por ejemplo, algunas Apps (aplicaciones) para saber la intensidad de la radiación UV (Ultra Violeta) en el área donde vives.

Para empezar, unas consideraciones generales respecto a la potencia de los rayos UV:

  • Estaciones del año donde la potencia de la radiación UV es mayor: Primavera y Verano.
  • Horas del día a evitar: entre las 11h y las 16h.
  • Atención a los días nublados, no hay que bajar la guardia. Los rayos UV son capaces de traspasar las nubes.
  • Reflejo de los rayos UV según la superficie (agua, arena, hierba,…nieve), esto puede suponer una doble exposición.
  • Mayor Altitud, mayor intensidad de rayos UV.
  • Latitud, cuanto más alejados del Ecuador menos intensidad.

 

Pero, ¿qué tipos de rayos Ultra Violetas nos afectan? Existen tres tipos de rayos UV:

  • Rayos UVA – Están asociados a daños de la piel a largo plazo. Pueden llegar a dañar el ADN de las células de nuestra piel.
  • Rayos UVB – Tienen más energía que los UVA. Pueden dañar directamente el ADN de las células de la piel y son los causantes de las quemaduras solares.
  • Rayos UVC – Son los que más energía tienen pero no llegan a penetrar nuestra atmósfera.

Tanto los rayos UVA como los UVB pueden dañar seriamente la piel.

 

¿Qué PROTECTORES SOLARES debemos utilizar?

  1. CREMA SOLAR: ¿en qué debo fijarme a la hora de elegir la crema solar?
  • Factor de Proteccion Solar (FPS): es aconsejable que sea un FPS 30 o superior. En los niños siempre FPS 50+

No existe FPS que nos ofrezca protección Total.

La cifra del FPS nos indica el tiempo de exposición que equivaldría a 1 minuto de rayos UVB sin protección.

Es decir, si nos aplicamos una crema de factor 15, quiere decir que durante 15 minutos nuestra piel ha recibido el equivalente de un minuto de rayos UVB. Transcurrido una hora aplicándonos correctamente el protector, nuestra piel recibirá el equivalente de 4 minutos de rayos UVB.

Aplicar con más frecuencia si vuestros hijos se bañan o sudan, por mucho que la crema sea “resistente” al agua.

1.2 –  Protección amplio espectro contra UVA y UVB. No todas las cremas protegen contra ambos tipos de rayos. Fijaos bien en las indicaciones.

1.3. – Tipo de filtro. ¿Físico o Químico?

  • Filtro Físico: está compuesto por minerales (óxido de titanio, de Zinc, de Hierro, Talco y Mica).

Al llevar menos cosméticos suele aparecer una capa blanca al aplicarlo.

Este tipo de filtro refleja los rayos del sol a modo de escudo.

Al ser compuestos naturales no genera dermatitis irritativas. Son perfectos para bebés a partir de los 6 meses (de 0 a 6 meses no se debe aplicar ningún tipo de crema protectora, su piel no está preparada. Igualmente, no deben estar expuestos a luz solar directa) y personas con dermatitis atópica.

Piel atópica:  aplicar una crema protectora de componentes naturales (evitar productos con alcohol, perfumes y componentes químicos en general) y FPS elevado. Se recomienda hidratar la piel frecuentemente, beber mucha agua, que el protector sea emoliente y con aditivos que reparen el manto lipídico de la piel.

  • Filtro Químico: como su propio nombre indica, sus componentes son químicos (oxibenzona, octocrileno, avobenzona, octisalato, octilmetoxicinamato, entre otros).

Su aplicación es agradable y se recomienda que se haga 30 minutos antes de la exposición.

Este tipo de filtro capta los rayos solares y los transforma en otro tipo de energía inocua para la piel, pero, en algunos casos puede provocar irritación y alterar la barrera cutánea de nuestra piel.

* Se ha comprobado científicamente que ciertos ingredientes de los filtros químicos tienen un impacto negativo en los ecosistemas marinos.

2. CAMISETA: tenéis a la venta camisetas con protección solar. En general, el tejido que utilices cuanto más tupido mejor.

3. GAFAS DE SOL: Que estén homologadas y con protección contra UVA, UVB e IR (Rayos infrarrojos). Algunas fuentes consultadas no recomiendan poner gafas de sol a niños menores de 4 años. Consultad con vuestro oftalmólogo.

4. GORRA: venden unas tipo jugador de béisbol, las que llevan una tela que protege la zona de orejas y nuca. Éstas son una excelente opción.

 5. SOMBRA (sombrilla, vegetación, …). ¡Nuestra mejor aliada!

 6. CRISTALES POLARIZADOS EN EL COCHE: Los rayos solares atraviesan los cristales de las ventanas por lo que instalar cristales polarizados homologados en tu coche es otra opción que asegura la protección de tu pequeñ@.

Para terminar, haceros referencia a unas APLICACIONES muy útiles para Adroid y iPhone. Obtendremos información de cuán intensa es la radiación UV en el área donde vivimos en una escala del 1 al 11+.

 

“Fomentar en nuestros niñ@s hábitos saludables de protección solar es fundamental para su calidad de vida actual y futura”. Os recomiendo que entréis en los siguientes enlaces:

Igualmente, podéis informaros en el periódico local, radio o televisión sobre el índice de radiación UV del día en concreto en el que estéis.

 

Espero que esta información os haya sido de utilidad, y… ¡Feliz verano!

Aitana Zamora

licenciada en Geografía, amante de la naturaleza
y con un blog en proceso www.darnamed.es

 

Fuentes de Información:

El sol y la piel en la infancia

El sol y la piel en la infancia

Es bien conocido que la piel es el órgano que empieza a envejecer desde el nacimiento. Por otro lado está demostrado que el sol tiene efectos positivos para la salud ya que, con 15 minutos de exposición al día, ayuda a fijar el calcio de la alimentación en los huesos.

Hay que tener presente que:

  • Los bebés menores de 6 meses no deben exponerse al sol.
  • Los niños menores de 3 años deberían evitarse su exposición directa, ya que son los más sensibles a los efectos perjudiciales de los rayos solares.
  • Si tienen la piel muy blanca se queman con mucha facilidad.

La exposición solar se debe realizar de forma gradual, para que la piel protegida se vaya adaptando a los rayos solares, con unas limitaciones.

  • Evitar ponerse al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas).
  • Evitar exposiciones prolongadas o dormirse al sol.
  • Proteger adecuadamente toda la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros y gafas de sol.
  • Utilizar productos de protección solar adecuados a su edad, tipo de piel y zona del cuerpo en la que se van a aplicar.
  • Aplicar el protector solar unos 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño.
  • No olvidar que el riesgo de quemaduras solares se incrementa con la altura.

 

Recomendaciones del Dr. Antonio Redondo
www.pediatriasalud.com

NIDO siempre a tu lado

NIDO siempre a tu lado

Estamos tan nerviosos como el primer día de cole, tan nerviosos como en la primera cita, tan nerviosos como en un examen…

Necesitábamos dar un paso, un gran paso para poder sentirnos todavía más cerca de vosotros, pero esta vez queridas familias de una manera “digital”:

¡¡ teníamos muchas ganas de tener un BLOG !!

Porque desde el mismo instante que os enteráis que vais a ser padres, vuestra vida comienza a transformarse y sin daros cuenta empezáis a tomar nuevas decisiones por y para ese nuevo ser que está por venir: su nombre, la leche que le vais a dar, el posible cole donde le llevaréis, … Mientras comienzan a llegar a vuestros oídos comentarios tales como: prepárate a gastar, ahora tú (hacia ambos) eres el último/la última, … comentarios que “navegarán” por vuestra cabeza transportando continuas dudas hasta llegar a la gran pregunta ¿seré un buen padre ó una buena madre?

 

No os preocupéis, sí, ser padres cambia la vida (los horarios, las prioridades, etc.) pero para mejorarla, porque ellos han venido de vosotros para conocer precisamente eso, vuestra mejor versión.

Pues bien, si vosotros nos elegisteis para acompañaros en esa maravillosa y a veces difícil aventura de ser padres, ahora nosotros queremos compartir con vosotros toda nuestra dilatada experiencia y así poder interactuar además por la RED.

Pero… ¿cómo?

Con artículos especializados y de interés, principalmente de educación, también de crianza, propios o de invitados, a veces con tutoriales, y acompañado de anécdotas y curiosidades, junto con cercanas historias de mamás y papás usuarios del centro, e incluso, desde la propia experiencia de un niño de la escuela como protagonista.

 

Porque tu hij@ tiene amiguitos, prim@s y/o quizás no muy tarde un/a hermanit@.

Por todo ello, cuenta siempre con nosotros, ahora también por esta vía.